miércoles, 29 de julio de 2009

Polémica entorno a Madonna y los conciertos en Noruega y Polonia


Tras su aclamada experiencia en los conciertos de España, Madonna actúa estos días en Noruega, se supone que con el mismo éxito que la ha acompañado en los precedentes conciertos de la gira 'Sticky&Sweet'. Pronto, sin embargo, cruzará su particular telón de acero, tras el que le esperan el resquemor de ultracatólicos polacos y las curiosas expectativas de los comunistas rusos.

En concreto, los comunistas de San Petersburgo y de la provincia de Leningrado le han enviado una carta en la que le piden que en el concierto que ofrecerá el próximo domingo en la ciudad de los zares se sirva interpretar canciones revolucionarias y tenga a bien actuar con recato. «Aquí no se puede menear el trasero, vestirse con frivolidad, bailar en torno a una barra, saludar alegremente a las lesbianas. Hay que vestirse con recato, cantar de manera melódica y recordar las normas de la moral», advierte la misiva.

Cruzada en Polonia

Más serias se han puesto las cosas en Polonia, donde se ha desencadenado una auténtica cruzada integrista contra la cantante, que tiene previsto actuar en Varsovia el 15 de agosto. Para más abundamiento, día de la Virgen, la coincidencia que más duele a los detractores de Madonna.

Desde hace semanas, el Comité de Defensa de la Fe y la Tradición Pro Polonia clama contra Madonna y, como no parece que vayan a conseguir que se suspenda un concierto para el que ya se han vendido 20.000 entradas, ha anunciado que ese día convocará misas de protesta. A las que, por cierto, no ha otorgado su apoyo el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz. En general, la jerarquía católica ha preferido no tenerse en camisa de once varas, pero en este caso la moderación no parece la actitud más extendida entre el clero. Y tampoco hay que olvidar que, aunque sea por libre, también ha organizado su propia guerra contra Madonna el controvertido Lech Walesa, ex presidente de Polonia y premio Nobel de la Paz, antaño héroe y ahora, para muchos, villano.

FUENTE

1 comentario:

José Carlos dijo...

Bueno, conociendo como es Madonna, no creo que le haga mucho caso a la misiva, y que tampoco le haga mucho caso a las protestas de los católicos.

Solo nos toca esperar, para ver que sucede el día del concierto.